Archivo de la categoría: Investigadoras

Susana Martínez-Conde: «Necesitaríamos un cerebro del tamaño de un edificio para percibir fielmente la realidad»

La cámara de un móvil tiene mayor resolución que el ojo humano, pero el cerebro recurre a trucos para lograr una imagen más nítida y detallada, aunque menos fiel

VICTOR LERENA Susana Martínez-Conde estuvo en España invitada por la Universidad Europea para impartir una conferencia sobre los engaños de la mente

Susana Martínez-Conde nació en la Coruña y se doctoró en la Universidad de Santiago. En la actualidad dirige el laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Barrow (Phoenix, EEUU). Esta neurocientífica de renombre internacional ha visitado esta semana Madrid invitada por la Universidad Europea para impartir una conferencia sobre “Los engaños de la mente” en el “Aula Europea de Psicología”. La mayor parte de lo que percibimos es una ilusión, asegura, trucos del cerebro para hacer frente a sus limitaciones “técnicas”.

Para esta neurocientífica los magos son manipuladores natos de la atención y la consciencia, una teoría aparentemente frívola que sin embargo ha merecido un hueco en la revista “Nature Rewiews“. Y es que, dice, la magia es un arte de los más académicos. Durante el minuto que dura un truco los magos manipulan nuestra atención recurriendo a esos puntos débiles del cerebro para apilar una ilusión tras otra, y hacernos creer que incluso las leyes físicas quedan abolidas de forma mágica.

-¿El cerebro se inventa la realidad?

-El cerebro inventa la mayor parte de la realidad, porque a pesar de ser una estructura complejísima es también muy limitada. Cualquier cámara de móvil tiene mayor resolución que el ojo humano. Tenemos un millón de fibras en el ojo y eso hoy en día en una cámara de fotos no es nada. Sin embargo, nuestra visión es mucho más nítida y detallada que la de la mejor cámara. Eso se debe a que no nos basamos sólo en la información que registramos. El cerebro está muestreando puntos de información crítica de la escena que nos rodea, los que tienen mayor contenido de información. Pero quedan muchos huecos que rellena mediante un proceso activo de construcción de nuestra percepción visual que se corresponde bastante bien con la realidad, pero no perfectamente. Y cuando no se corresponde bien, hablamos de ilusiones.

-¿Cómo rellenamos esos huecos?

Y el proceso de rellenado que todos experimentamos es el que tenemos con el punto ciego. Y eso es fácil de hacer extendiendo de los brazos, juntar los pulgares y extender los índices hacia arriba. Cerrando el ojo izquierdo, miramos la uña del dedo izquierdo prestando atención al dedo derecho. Al hacer esto, el extremo del dedo derecho desaparece, pero podemos ver lo que hay detrás. En este punto ciego no hay información, pero no vemos un agujero negro, sino que el cerebro toma la información circundante y rellena ese punto ciego y vemos lo que hay detrás.

-Decía que la atención es algo que manejan muy bien los magos. ¿Manipular la atención durante un truco de magia es más fácil que estudiarla en la laboratorio?

-Depende. Hoy los magos tienen ventaja en el sentido de que van muy por delante de la investigación, porque la magia como espectáculo tiene por lo menos dos mil años de antigüedad. Y han tenido tiempo para refinar esta manipulación. La neurociencia cognitiva sólo tiene unas décadas. No creo que sea más difícil investigar la atención que manipularla. De hecho, una parte puede ayudar a la otra, en un proceso de mutuo beneficio. Muchos de los conceptos novedosos en ciencias cognitivas, como la ceguera al cambio o la ceguera por desatención, los magos los conocían desde hace mucho tiempo. Nosotros hemos estado de alguna manera reinventado la rueda y llegando a conclusiones que los magos ya sabían.

-Hace unos días se publicó en “Nature Neuroscience” por qué no somos capaces de percibir los errores de continuidad en la películas. Al parecer el cerebro ignora los cambios que ocurren en dos escenas muy muy próximas en el tiempo, del orden de segundos…

-Se solía considerar que las ilusiones eran errores de la percepción, pero nos estamos dando cuenta de que no son la excepción sino más bien la regla. Y no son errores de por sí. Sino que representan mecanismos intrínsecos a nuestra percepción. Por ejemplo en la ceguera al cambio, la información cercana en el tiempo la consideramos como fija. Eso representa una ventaja evolutiva, porque el cerebro está muy limitados por su tamaño, el número de neuronas que tenemos, las conexiones entre ellas. Necesitaríamos un cerebro del tamaño de un edificio si tuviéramos que representar la realidad tal cual es. Es una ventaja tomar este atajo y pensar que lo que ha ocurrido hace poco es fijo. Es algo que ahorra recursos necesarios para enfrentarnos a lo que va a ocurrir en el futuro, que esto si es crítico para la supervivencia.

-Pensar que esta percepción sesgada tienen una ventaja evolutiva resulta contraintuitivo…

-Sin ella no existiríamos. Nuestro cerebro no habría podido desarrollarse de la manera que lo ha hecho si tuviéramos que estar saturados procesando información trivial. En primer lugar hay una falsa percepción de que la evolución nos ha llevado a la cúspide de la perfección en procesos mentales. Esto es falso. La evolución no maximiza nuestras capacidades. Simplemente nos proporciona capacidades suficientemente buenas para sobrevivir y transmitir nuestra herencia genética a la siguiente generación. Maximizar requiere más recursos y energía, dos limitaciones del cerebro. Y en la vida diaria, centrar la atención en algo concreto y suprimir el resto de los estímulos para no dispersarnos nos permite hacer descubrimientos y avances.

-Sostiene que no es cierto que podamos hacer dos cosas a la vez, ni siquiera las mujeres, como se suele bromear…

-No, no podemos, salvo que se haya automatizado o robotizado una de ellas. En el ámbito de la neurociencia hablamos de comportamientos zombis, porque no requieren atención y se ejecutan como un reflejo. Pero si se trata de ejecutar dos acciones que requieran atención por separado, no se podrán hacer a la vez.

-Es curioso porque eso recuerda lo que dicen los buenos jugadores de baloncesto: que juegan bien cuando logran automatizar los pormenores del juego. ¿La maestría consiste en automatizar?

-Yo diría que consiste por un lado en automatizar, que sería un prerrequisito, y por otro en responder a situaciones emergentes novedosas. El jugador de baloncesto no solo tiene que jugar de manera automática sino que tiene que estar analizando lo que pasa en la cancha para poder responder. Pero el automatismo es lo que libera a su cerebro para atender a cosas relevantes en el juego, diferentes de cómo botar la pelota o cómo encestar. No podría ser buen jugador y dedicar su atención a aspectos más estratégicos si el automatismo no existiera.

-Eso supongo que ocurre en otras áreas como la música, el aprendizaje de idiomas…

-En todas. Yo me acuerdo del momento preciso, cuando fui a vivir a Estados Unidos, en que empecé a entender lo que me decían sin tener que traducirlo mentalmente primero. Hasta entonces no me daba tiempo en el curso de una conversación a traducir lo que me decían y elaborar una respuesta en español que después tenía que expresar en inglés. Esta traducción interna desapareció porque ya podía pensar en inglés, pues había automatizado el idioma y me podía centrar en la conversación.

-Decía que los magos, los artistas de la atención, deben tener muy automatizados sus trucos para que el espectador no los adivine. ¿Podemos adivinar las intenciones ?

-Todos somos telépatas, porque todos leemos el pensamiento de otras personas de acuerdo a su actuación: su mirada, lenguaje corporal, su tono de voz. Las neuronas espejo son las que nos permiten ponernos en la piel de otra persona y de acuerdo con sus acciones deducir lo que está pensando, porque es lo que tú pensarías. Este proceso que llevamos a cabo para adivinar las intenciones de otras personas no es muy diferente de lo que hacemos con nosotros mismos.

-¿Qué quiere decir?

-Muchas veces actuamos de una forma determinada pero no sabemos por qué. Y lo que hacemos es darnos una explicación buscando motivos. En retrospectiva interpretamos nuestras acciones en tercera persona, aunque no nos lo parezca así. Creemos que tenemos control sobre nuestras acciones y que todo es muy racional y coherente, pero no es cierto. Hay un experimento de un grupo investigadores suecos sobre la ceguera a la elección. Piden a los voluntarios que escojan entre dos fotografías femeninas la que les parece más atractiva. Después vuelven las fotos del revés y, gracias al entrenamiento recibido de magos, intercambian las fotos en el proceso sin que los participantes se den cuenta. Entonces les piden que cojan la foto que habían elegido, que es en realidad la que rechazaron. Una gran proporción no se dieron cuenta del cambio, esto se denomina ceguera al cambio. Pero lo interesante es que les pidieron que justificaran su elección y lo hicieron, aunque no era la foto que habían elegido. Lo interesante es la fabulación, porque los motivos que están dando no eran los originales, ya que la foto es diferente. Eso significa que estamos interpretando nuestras acciones, estamos leyéndonos el pensamiento a nosotros mismos…

-Eso recuerda a los trabajos del cerebro escindido de Gazzaniga, en los que se justifican acciones, a través de lo que denomina el fabulador o intérprete: Los participantes no saben por qué han hecho algo ya que no hay comunicación entre los dos hemisferios cerebrales, pero dan explicaciones plausibles…

-No solo existe esta fabulación en el cerebro dividido. Todos estamos fabulando de alguna manera. Se puede concluir que cuando nos resulta muy difícil decidir entre dos posibilidades, como me caso o no me caso, da igual la decisión porque al final elijas lo que elijas vas a buscar una justificación.

-Eso lleva a un automatismo más inquietante todavía… ¿si nosotros nos damos una explicación de lo que hemos decidido, quién o qué ha tomado esa decisión?

-La tomamos nosotros. Pero la pregunta más inquietante quizás sería ¿quién es ese “nosotros”? o ¿hay varios nosotros?. ¿Hay varios yoes?. Esta también puede ser una cierta ilusión, que nuestra identidad personal pueda ser en gran medida fija. Y nuestro yo, esta unidad, en realidad, no lo sea tanto. Un tema que me gustaría abordar algún día es la progresión de la identidad a través de la vida de una persona. Porque hay también una ilusión mantenida por el hecho de que conservamos las memorias. Recuerdo cómo era a los 15, 10 o 4 años, y pienso en qué medida sigo siendo la misma persona. Y no sé si queda algo. Lo que queda es la memoria. Igual esa identidad como tal se ha perdido, pero no la añoramos ni sentimos su pérdida porque existe esa conexión a través de la memoria autobiográfica. Pero el resto puede ser una ilusión. Puede ser que continuamente estemos perdiendo identidades y generando otras.

-¿La memoria es también una ilusión?

-También y la utilizan los magos.

-Componemos imágenes del pasado que se parecen poco a la realidad…

-Sí, las memorias autobiográficas pueden ser muy diferentes de la realidad, y por tanto hay fallos por omisión o por generar falsas memorias. Hoy sabemos que cada vez que recuerdas algo extraes esa memoria de su almacén, y la haces consciente y la vuelves a guardar. Y cada vez que recordamos cambiamos esa memoria. No es igual la que extraemos que la que almacenamos de nuevo. Cuanto más se accede a un recuerdo más se cambia. Esto tiene relevancia importante, porque todos tenemos experiencias que nos definen. Soy la persona actual por los hechos que ocurrieron en mi pasado. Pero estas experiencias son las que más tiendes a recordar y por tanto son las que más cambiamos. Por tanto no somos las personas que creemos y somos los menos indicados para describimos.

-¿Significa eso que nos conocemos poco?

-Muy poco. No nos conocemos. Es como la relación que tenemos con la realidad. No quiere decir que la realidad no exista, pero el cerebro la simula. Y nosotros interactuamos con esa realidad virtual que general el cerebro. Unas veces encaja bien con lo real y otras peor. El conocimiento de nosotros mismos encaja en este ámbito también: unas veces la imagen que tenemos de nosotros mismos será acertada y otras no, por las limitaciones que tiene el cerebro.

-Sus trabajos con la atención tienen aplicaciones en patologías como el alzhéimer, ¿hay algún avance en este sentido?

-Acabamos de publicar un trabajo con enfermos de alzhéimer en la revista “Age” en el que hemos analizado los patrones de ciertos movimientos oculares que se producen cuando fijamos la mirada, que se llaman microsacadas. Pensamos que los déficits atencionales de los enfermos de alzhéimer podrían reflejarse en estos movimientos microsacádicos de los ojos. Y hemos visto que efectivamente hay diferencia con relación a las personas de la misma edad que no están afectados. Y esta alteración ya está presente en pacientes con deterioro cognitivo leve, que no están diagnosticados pero tienen gran riesgo de desarrollar alzhéimer. Esto es interesante de cara un posible marcador temprano de esta patología, porque cuando el movimiento ocular se deteriora refleja un deterioro en la atención.

-¿Y en hiperactividad?

-No hemos trabajado en ello. Pero sí hay relación entre el patrón de movimientos oculares y el TDAH. Porque hay un gran solapamiento entre los sistemas neurales que controlan los movimientos de los ojos y los mecanismos de la atención. Cuando la atención está afectada se refleja en el movimiento de los ojos, porque comparten circuitos.

Susana Martínez-Conde: «Necesitaríamos un cerebro del tamaño de un edificio para percibir fielmente la realidad» – ABC.es.

Anuncios

Comentarios desactivados en Susana Martínez-Conde: «Necesitaríamos un cerebro del tamaño de un edificio para percibir fielmente la realidad»

Archivado bajo Entrevistas, Investigación médica, Investigadoras

Los diez nombres que transformaron la Ciencia en 2013

El descubridor del planeta más parecido a la Tierra, la enemiga de las patentes de genes o el biólogo que clonó embriones humanos, entre las figuras elegidas por la revista Nature por su impacto en la investigación científica

1.- Feng Zhang, el mago del ADN que copió a las bacterias

Feng Zhang, un joven científico de solo 32 años del Instituto Tecnológico de Massachusetts en Cambridge (EE.UU.), es responsable, junto a otra serie de investigadores, de uno de los descubrimientos más importantes en el campo de la biomedicina de 2013. El equipo de Zhang desarrolló un sistema denominado CRISPR para editar genomas de forma más barata, fácil y precisa, y lo hizo imitando un mecanismo que utilizan las bacterias para protegerse a sí mismas de los virus y fortalecerse. En enero, el grupo comprobó que el sistema funciona en células eucariotas, lo que confirmó su potencial paramodificar los genomas de ratones, ratas y primates e incluso para ayudar a la investigación de enfermedades humanas.

CRISPR son secuencias de ADN que muchas bacterias y arqueas utilizan para defenderse a sí mismas, una especie de sistema inmune que, al mismo tiempo, les permite evadir el de los mamíferos e infectarlos.

Zheng cree que el uso de esta técnica puede tener muchas posibilidades médicas, pero está especialmente interesado en el desarrollo de tratamientos de males neuropsiquiátricos como la enfermedad de Huntington y la esquizofrenia.

2.- Tania Simoncelli, la mujer que derrotó a la patente de genes

tania_simoncelli--644x362

Tania Simoncelli, la primera consejera científica de la Unión Americana de Libertades Civiles, es la mujer que está detrás de la lucha contra la patente de genes. Ella consiguió reunir a médicos, científicos y pacientes para apoyar el pleito judicial contra esta práctica. Y ganó. El pasado junio, la Corte Suprema de EE.UU. rechazó que se puedan patentar genes humanos. En su fallo, los nueve magistrados, por votación unánime, llegaron a un acuerdo para prohibir que el material genético extraído del cuerpo humano, lo que se conoce como ADN aislado, pueda ser propiedad de ningún laboratorio o equipo científico. La resolución fue tomada sobre un caso de patentes de la compañía Myriad Genetics, titular de los genes BRCA1 y 2, que aparecen alterados en mujeres con un historial familiar de cáncer de mama y ovarios, y la compañía que realizó las pruebas a la actriz Angelina Jolie.

3.- Deborah Persaud: Demostró la cura de un bebé con VIH

deborah-persaud-nature--644x362

En marzo, la viróloga Deborah Persaud, de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland (EE.UU.), estaba dispuesta a compartir una gran noticia. Su equipo había conseguido curar a un bebé nacido con el VIH en Mississippi. La niña parecía estar libre de virus cerca de un año después de haber suspendido el tratamiento. El asunto era delicado, ya que más de 40 casos similares habían sido publicados en la literatura científica y cada uno de ellos se había desmoronado poco después por falsos positivos o confusiones.

Pero Persaud y sus colaboradoras, Hannah Gay en la Universidad de Mississippi en Jackson y Katherine Luzuriaga, de la Universidad de Massachusetts en Worcester, habían hecho las pruebas genéticas del bebé de Mississippi ellas mismas y estaban seguras de sus resultados. Lo que no esperaban fue la gigantesca atención mediática que recibieron. Los medios de todo el mundo se hicieron eco de la noticia y la revista Time las escogió como tres de las cien personas más influyentes del mundo.

El papel de Persaud en el caso comenzó con una llamada en septiembre de 2012 de Gay, una pediatra que estaba tratando a un bebé con VIH que se infectó en el vientre de madre. En lugar de seguir la costumbre médica de administrar dos medicamentos como medida profiláctica, Gay empleó tres antirretrovirales (zidovudina, lamivudina y nevirapina), lo que provocó que los niveles de virus disminuyeran rápidamente. Cuando la niña tenía un mes, los niveles de virus ya eran indetectables. Un tiempo después, daban negativo. Persuad y Luzuriaga proporcionaron las pruebas de que, en efecto, la niña estaba sana.

3 comentarios

Archivado bajo Investigadoras, Nature, Nature revista

“Sigue habiendo muy pocas mujeres científicas en puestos de poder”

13848739066571

De izquierda a derecha: María San Juan, María Blasco, María Vallet-Regí y Capitolina Díaz L’ORÉAL

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, los niños empiezan a pensar en los regalos y los catálogos de los grandes almacenes se llenan de sugerencias. En buena parte de las páginas dirigidas a las niñas abunda el color rosa y las propuestas relacionadas con princesas, el mundo de la belleza o las tareas del hogar. ¿Por qué no fomentar que se dediquen a la ciencia? Durante la entrega de las cinco becas de investigación del Programa Por las Mujeres en la Ciencia de L’Oréal-Unesco, tres de nuestras investigadoras más destacadas animaron a las más jóvenes a dedicarse a este mundo y debatieron sobre la situación de las mujeres científicas en España. Según coincidieron en señalar, a pesar de que cada vez hay más presencia femenina en los laboratorios, los hombres siguen ostentando la mayor parte de los puestos de responsabilidad.

“Las mujeres lo tenemos más difícil para llegar a los puestos de poder”, aseguró María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), durante el debate en el que también participaron María Vallet-Regí, catedrática de Química Inorgánica de la Facultad de Farmacia (UCM), y Capitolina Díaz, presidenta de la Asociación de las Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (Amit).

“El problema no es la formación”, dijo Blasco, que considera que socialmente está peor visto que una mujer tenga poder que un hombre y sostiene que son tratadas de diferente manera. “Yo lo he notado por mi propia experiencia en el CNIO. Creo que se nos juzga de distinta manera“, afirmó.

Según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, las mujeres son mayoría en las carreras universitarias de ciencias, con un 53% de estudiantes. En Medicina, tres cuartas partes de las plazas están ocupadas por mujeres.

Según Capitolina Díaz, el sexismo sigue presente también en las estructuras académicas: “No hay un guardián que controle que las leyes se cumplan y haya transparencia”, criticó. Según defendió, “todos los estudios muestran que la mayor parte de los proyectos de investigación aprobados en España y Europa son capitaneados por varones”. La científica no se refería, remarcó, a hombres de 70 años nombrados en una época en la que el porcentaje de mujeres investigadoras era muy bajo, sino a varones de 30 y 40 años que también ahora, siguen siendo mayoría.

Conciliar trabajo y familia

Las científicas también conversaron sobre cómo han logrado conciliar su carrera con su vida personal: “No tengo la percepción de que haya tenido que renunciar a nada”, apuntó María Blasco.

“En mi caso no he notado ningún rechazo por ser mujer, sería injusto si dijera lo contrario”, señaló María Vallet-Regí, quien relató que tras el paréntesis que se tomó en su carrera para conciliar su vida personal, retomó su trabajo. “No he renunciado a nada pero he elegido, y en algunos momentos he pisado el acelerador en una dirección u otra. Hay que tener una vocación muy clara para continuar y hay mujeres que lo dejan en ese momento. Es una cuestión de elección”, señaló.

Una elección que, en opinión de Capitolina Díaz, “es forzada” para muchas mujeres. “Podríamos delegar si la estructura social favoreciera que delegáramos y animara a los varones a asumir su parte de responsabilidad”, apuntó.

“Si tienes un objetivo, es imposible no renunciar a otras cosas. Por lo general, las mujeres con responsabilidades familiares tienen que renunciar a veces a la familia y otras a la carrera profesional. Seguramente esa renuncia es mayor que en los hombres que se encuentran en las mismas circunstancias”, sostuvo Díaz.

Para Vallet-Regí, es importante no olvidar que “partimos de una situación de arranque nefasta. Hace poco se cumplieron cien años de la entrada de la mujer en la universidad. Hace sólo 50 años la presencia de las mujeres era minoritaria. Estamos en el camino del cambio”, aseguró la investigadora, que considera que “el rodaje de la mujer en ciencia no es suficiente”.

Entre las estrategias para intentar revertir esta situación, Blasco defendió la importancia de “ayudar a las mujeres, tutelarlas y apoyarlas para que sigan en la carrera científica”. “Hay que hacerles ver que lo que hacen es importante. Si se quiere cambiar la sociedad, la ciencia es imprescindible”, añadió Vallet-Regí.

13848824280506_464x0

Carmen Vela e Ignacio González, junto a las premiadas, las científicas del jurado y el presidente de L’Oréal España.

Para Capitalina Díaz es importante mostrar a las niñas pequeñas que hay mujeres científicas que han logrado el éxito y están encantadas con lo que hacen: “Hay que animar a las más jovencitas y que asocien a las mujeres con la ciencia”. Vallet-Regí resumió así su entusiasmo: “Trabajamos sin darnos cuenta de que trabajamos. Disfrutamos haciendo lo que nos gusta y nunca miramos el reloj”.

Cinco becas de 15.000 euros

Terapias para tumores infantiles, enfermedades neurodegenerativas, tratamientos para combatir la obesidad y la diabetes tipo 2, infecciones causadas por la bacteria Staphylococcus aureus y las proteínas fotorreceptoras en plantas son las cinco líneas de investigación premiadas este año con las becas del programa Por las Mujeres en la Ciencia, dotadas con 15.000 euros cada una. La prestigiosa científica Margarita Salas, bioquímica en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM), entregó los galardones durante un acto celebrado la pasada semana al que asistieron también la secretaria de estado de Investigación, Carmen Vela, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.Las premiadas, de entre 36 y 38 años, fueron Laura Herrero, María Ángeles Tormo, Begoña Sot, Marta Alonso y Reyes Benlloch. Uno de los objetivos de estos galardones, señaló François-Xavier Fenart, presidente de L’Oréal España, es “ayudar a despertar las vocaciones de las niñas que hoy se plantean su futuro académico y profesional, y animarlas a seguir una carrera de investigación”.

“Sigue habiendo muy pocas mujeres científicas en puestos de poder” | Ciencia | EL MUNDO.

Comentarios desactivados en “Sigue habiendo muy pocas mujeres científicas en puestos de poder”

Archivado bajo Biología, Investigadoras

10 mujeres que lideran la ciencia en América Latina – BBC Mundo

Son decenas y están por toda América Latina. Tienen en común su amor por la ciencia y una curiosidad del tamaño del Universo. Se trata de científicas que llevan a cabo investigaciones clave en diferentes campos, no sólo en la región sino en el exterior.

Algunas son veteranas, con carreras que llevan décadas; otras empezaron hace unos diez años. Han ganado premios, enseñan en las universidades y han escrito artículos en las publicaciones más importantes del ámbito científico internacional.

BBC Mundo habló con un grupo de científicas latinoamericanas, cuya labor ha sido resaltada por organizaciones como la Red Inter-Americana de Academias de Ciencias (IANAS, por sus siglas en inglés), la Unesco, la ONU y las autoridades de sus propios países. Les hicimos cuatro preguntas, dos científicas y las otras no tanto. Así nos respondieron.

Este trabajo forma parte de la temporada “100 Mujeres: la mitad del mundo habla”, en la que BBC explora los aportes y los retos de las mujeres en el mundo hoy.

131016114858_100_mujeres_banner_3

131004165124_raquel_chan_224x280_conicetargentina_nocredit

Raquel Chan

Bióloga argentina, directora del Centro Científico Tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de la provincia Santa Fe.

Aporte: lideró el equipo de científicos que creó una semilla más resistente a la sequía. El gen HAHB-4.2, obtenido del girasol, también hace a los cultivos más tolerantes a la salinidad del suelo.

Lo que han dicho de su trabajo: en 2012 el gobierno argentino dijo que el descubrimiento “podría duplicar la productividad de la soja, el trigo y el maíz”. El hallazgo fue patentado en los principales países que compran y venden soja (Argentina, Brasil, China, Estados Unidos e India).

Sobre su carrera: “Demanda mucho trabajo y mucha pasión desde que uno elige hacer ciencia (…) Al hacer un doctorado, uno empieza a conocer lo que es la metodología científica, lo que es lidiar con las dificultades que muchas veces tenemos en nuestros países para llevar adelante los experimentos y las ideas que se nos ocurren”.

Sobre sí misma: “(Me defino) como una persona muy dedicada y que le gusta lo que hace”.

Lo mejor que le ha pasado profesionalmente: “Cada vez que uno de mis tesistas defiende su trabajo es un momento de muchísima emoción, pues uno ve que ha formado un recurso humano valioso.”Momentos lindos hubo muchísimos: cuando a un experimento le fue bien, cuando un trabajo fue aceptado en una revista de alto impacto, cuando una patente fue aceptada. Todo eso da muchísimo placer.

“(La creación de la semilla más resistente a la sequía) fue un proceso muy largo de investigación básica con grupos de investigadores que fueron cambiando a lo largo del tiempo. No fue un solo día y ¡Eureka! No fue como el descubrimiento de Newton cuando se cayó la manzana”.

Lo mejor de ser mujer: “En el combo hay muchas cosas buenas y malas. Tenemos una preparación para la vida mejor que los hombres. Estamos acostumbradas a darle de comer a un hijo mientras hacemos la comida, mientras pateamos algo, mientras cerramos la puerta y hacemos mil cosas a la vez. Tal vez es por una cuestión fisiológica, no lo sabría decir. También hay partes malas. Obviamente tenemos más tareas, más carga, que los hombres porque la sociedad sigue siendo bastante machista”.

Para leer más: 10 mujeres que lideran la ciencia en América Latina – BBC Mundo – Noticias.

1 comentario

Archivado bajo Ciencia, Investigadoras

“Estoy aquí gracias a mis profesores del instituto” | EL PAÍS

La investigadora del CNIO ha generado células madre embrionarias dentro de un ser vivo

María Abad es “la chica del momento” en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Así la llaman unas colegas cuando camina por los pasillos camino al comedor. Y no es para menos. Esta madrileña, nacida en el hospital de La Paz —“porque Alcorcón no tenía hospital en los ochenta”— hace 33 años, a escasos metros de donde ahora trabaja, ha conseguido reprogramar simples células adultas en células madre embrionarias dentro de un ser vivo. Después de queNature haya publicado los resultados, su teléfono no ha dejado de sonar (durante el almuerzo vibra varias veces) y confiesa que tiene decenas de mensajes sin leer. “Estoy abrumada. Estoy acostumbrada a disfrutar de lo que hago, pero no a que tenga trascendencia”, dice.

Abad salpica el relato de su trayectoria de agradecimientos. “He tenido mucha suerte con mis mentores”, repite. Cronológicamente, primero recuerda a sus profesores de instituto, Lola y Antonio. “Menciónalos”, pide. “Creo que estoy aquí gracias a ellos”, explica. Sus maestros despertaron su capacidad de asombro, su curiosidad. “Salí sabiendo que quería estudiar Biología”, dice. Acabó trabajando con Manuel Serrano, director del programa de Oncología Molecular del CNIO, gracias a un correo electrónico. “En diciembre de 2008 leí mi tesis, pero mi pareja, que también es científico, todavía no. Así que decidí quedarme en España y escribí a Manolo. Y así acabe aquí”, sonríe. Los cuatro años que separan aquel momento de su descubrimiento han estado plagados de “fracasos”. “Nos ha costado mucho convencernos de que esto merecía la pena, pero un día vimos una lucecita”. Habla en plural porque insiste en que este éxito no es solo suyo. Y añade dos nombres más a su lista de menciones: “Lluc Mosteiro y Cristina Pantoja”. Comprueba que los nombres de sus compañeras están bien escritos en el cuaderno. “Yo me estoy llevando la visibilidad pero ellas me han ayudado mucho. Este es un trabajo de equipo”.

Abad espera que su hallazgo, que sugiere la posibilidad futura de autoregeneración de tejidos lesionados, sirva como una llamada de atención sobre la importancia de la inversión en ciencia. “España tiene un problema para atraer talento, de aquí o de fuera”, opina. De momento, la bióloga ya planea irse al extranjero. “Porque quiero, no me veo forzada”, matiza. A unos meses de que finalice su contrato el próximo mayo, sueña con trabajar en Boston o Nueva York. “Que nos vayamos a formarnos fuera no es un drama, la pena es que los científicos no podamos volver a hacer ciencia aquí”, añade.

Es en España donde Abad se imagina su futuro lejano. Cerca de su familia. Cuando habla de ellos se le trunca la voz y se le humedecen los ojos. “Se esfuerzan por apoyarme. Siempre se han interesado por lo que hago y en las cenas me piden que se lo explique. Y leen artículos para enterarse”. No es fácil comprender cómo es posible generar células madre embrionarias dentro de ratones. Tampoco que para llegar ahí “no hay horarios ni vacaciones ni fines de semana”. “Por eso nos emparejamos con otros científicos. Otro no lo hubiera aguantado”, se refiere a su novio. Pero las horas en el laboratorio, observando a sus “viejos ratoncillos”, han dado sus frutos. En este caso, un futuro lejano en el que órganos dañados pudieran regenerarse. Y ser “la chicaNature”.

“Estoy aquí gracias a mis profesores del instituto” | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en “Estoy aquí gracias a mis profesores del instituto” | EL PAÍS

Archivado bajo Investigación médica, Investigadoras, iPS

Movilidad Sostenible y Sistemas de Energía |Atomium Culture Blog

Por MARIA CARMEN FALVO de la Universidad de Roma-La Sapienza

6a00d8341bfb1653ef01901e039bff970b

Calidad del Poder o Poder de la Calidad? “Las dos cosas!” es la respuesta entusiasta dada por un equipo de jóvenes investigadores que participan en un nuevo proyecto de sistema de energía innovadora para la movilidad sostenible en las zonas urbanas.

Hoy en día, la movilidad es una de las principales necesidades individuales y sociales, y de la demanda de movilidad está creciendo, especialmente en las zonas urbanas, donde está fuertemente relacionado con el número de personas que necesitan el transporte público. Por otra parte, las empresas que intervienen para proporcionar la movilidad para las masas desempeñan un papel esencial en los sectores de energía y medio ambiente: el 30% de los consumos de energía de un país altamente desarrollado (por ejemplo, Italia) se asocia con los sistemas de transporte. Comparativamente, en los sistemas de transporte europeos son responsables de 25% del total de CO 2 las emisiones y el 12% de todas las de gases de invernadero (GEI) (ver Figs. 1 y 2).

1
Figura Consumos 1-europeas de energía para los sectores 
de referencia: Balance energético de los países de la OCDE, IEA 2006, balance de energía de los países no pertenecientes a la OCDE, IEA 2006

2

Figura consumos de energía 2-italianos en el Sector Transporte Asociado con diferentes combustibles Fuentes 
Referencias: elaboraciones ENEA sobre los datos recopilados por el Ministerio de Desarrollo Económico italiano

Por estas razones, el sector de la automoción solo gasta 20 mil millones € al año en Europa en investigación y desarrollo tecnológico. Al mismo tiempo, la Comisión Europea, dentro del 7 º Programa Marco (7 º PM de la UE) y con un presupuesto de investigación de más de € 4 mil millones en 7 años, está apoyando a todas las ideas de investigación que proponen los sistemas de transporte “más verde, más seguro y más inteligente”.

La primera consecuencia de este requisito fuerte es la aparición de un arco iris de soluciones para los vehículos de carretera, que se caracteriza por las emisiones bajas o nulas. Hoy en día híbridos, eléctricos, de hidrógeno o bio-combustible de los vehículos están disponibles en el mercado. Sin embargo, el estado de la tecnología, paradójicamente, sugiere que el futuro cercano estará representada por las soluciones más antiguas: los vehículos eléctricos e híbridos son el único regalo posible solución, como subrayó el título de la segunda película de Chris Paine, La venganza de coche eléctrico(después de su primero que mata al coche eléctrico? ). Por otra parte, una encuesta reciente de EE.UU. ha señalado que el 72% de los estadounidenses estarían dispuestos a comprar un coche eléctrico o híbrido en un vehículo tradicional, sin importar el precio.Todos estos aspectos hacen que sea obvio que el “poder de la calidad” es la solución real para los problemas energéticos y medioambientales asociados al transporte urbano.

Por otro lado, una característica técnica fundamental para la propagación eficaz de los vehículos eléctricos es la disponibilidad de una infraestructura para su recarga. En la actualidad, las redes eléctricas dedicadas (GE) no son muy accesibles en cualquier lugar del mundo. La tendencia es el empleo de los bienes ambientales de distribución ya existentes, con muchas dificultades consecuentes, sobre todo la disponibilidad y la “calidad” de la energía (PQ). De hecho, los puntos de recarga de vehículos son “cargas perturbadoras” ya que reducen la calidad de la energía en las redes eléctricas. La importancia de este tema se destaca por una reciente llamada ficha en la UE FP7-“Energía”, con el tema “Impacto Estratégico de la puesta en marcha de la eléctrica y plug-in de vehículos híbridos en la infraestructura de la red”.

Una manera de resolver el problema es a su vez a un EG existente que es capaz de preservar la PQ a pesar de la carga adicional de los puntos de recarga. Así que el joven equipo de investigadores mencionado propone el uso de los bienes ambientales dedicados al transporte de metro de tránsito en las zonas urbanas. De hecho, los trenes de metro, se prestan por parte de sus propios bienes ambientales por medio de la Sub-Estaciones Eléctricas (ESS). Subestaciones eléctricas se utilizan parcialmente durante el día y casi completamente libre de cargas eléctricas en toda la noche, ya que el metro de tránsito no suele garantizar un servicio de hora por la noche. Gracias a su diseño, ESS puede considerarse como ya disponibles “grandes” puntos de recarga para vehículos eléctricos, lo que queda por hacer que se dota de una “interfaz inteligente”, incluyendo los sistemas de almacenamiento de última generación, con un coste de inversión mínimo (ver figura . 3).Un proyecto de interfaz adecuada garantiza tanto el PQ y la gestión óptima de la energía fluye en la EG distribución urbana, con el mayor objetivo de ahorro energético y de reducción de impacto ambiental en todo el sistema de movilidad. Como un ejemplo de la energía ahorrada, la interfaz puede permitir que los vehículos de recarga para reutilizar la energía de frenado recuperada en el sistema de transporte de metro, que implica un ahorro de energía de alrededor de 30% y una reducción consiguiente impacto ambiental.

3
Figura 3 Estructura del sistema de energía innovadora propuesta para la movilidad sostenible en las zonas urbanas

Otra ventaja de la relación entre los dos sistemas de transporte en términos de servicio: los vehículos eléctricos pueden proporcionar un servicio alternativo al sistema de metro de tránsito durante la noche. De hecho, los ESS son generalmente ubicados en los extremos de la ruta de metro de tránsito, situado en los suburbios, donde los espacios vacíos para coches y autobuses disponibles. Por lo tanto, aunque el punto de partida del estudio es dar una respuesta a un problema PQ, la solución final es un sistema de transporte que garantice la maximización del conjunto de oportunidades de movilidad en dos capas (metro y carretera), con servicio las 24 horas .

En conclusión, el trabajo del equipo de jóvenes investigadores lleva a cabo el desarrollo de un sistema de energía y ambientalmente sostenible la movilidad en las zonas urbanas, con costos mínimos de inversión y un servicio sin paradas. El poder de la calidad está garantizada por la calidad de la energía y el mundo no tendrá que preguntarse, “¿Quién mata al coche eléctrico?” Más.

Maria Carmen Falvo  Universidad de Roma – La Sapienza 

http://www.atomiumculture.eu

Comentarios desactivados en Movilidad Sostenible y Sistemas de Energía |Atomium Culture Blog

Archivado bajo Contaminación, Energía, Investigadoras, Opinión, Sostenibilidad

Un riojano, finalista en los Premios en la Investigación de California

Su trabajo con enzimas para reacciones no naturales le ha permitido ser uno de los veinte elegidos

Gonzalo Jiménez Osésdoctor en Química por la Universidad de La Rioja (UR) desde 2007, es uno de los finalistas de los Premios a la Excelencia Postdoctoral en la categoría de investigador en el área de Química y Bioquímica que entrega la Universidad de California Los Ángeles (Estados Unidos).

Jiménez Osés, que obtuvo el grado de doctor con una tesis sobre síntesis y reactividad de sulfatos y sulfamidatos cíclicos, se encuentra actualmente en esta universidad estadounidense, donde han pasadouna veintena a la fase final de los 1.200 investigadores postdoctorales que tiene.

Jiménez Osés se incorporó a esta Universidad de California en 2010, gracias a una beca de la Comunidad Autónoma de la Rioja, según ha detallado la UR en una nota. En 2011 consiguió una beca Fubright del Ministerio de Educación y, después, fue contratado para seguir trabajando en el grupo del profesor Kendall N. Houk, discípulo del Premio Nobel de Química R.B.Woordward.

Trabajo con farmacéuticas

Jiménez Osés trabaja actualmente en el diseño y evaluación de nuevas enzimas para reacciones que no existen en la naturalezamediante métodos computacionales y que, por su alto riesgo, requiere de mucho tiempo, tanto de trabajo computacional como de validación experimental.

Está terminando la fase computacional de diseño de dos reacciones no naturales, una metaloenzima y una fotoenzima, y, de forma paralela, colabora con dos compañías farmacéuticas para comprender la evolución de la actividad enzimática adquirida por enzimas naturales no activas mediante procedimientos de evolución dirigida en el laboratorio.

Estos estudios de dinámica molecular en la escala de microsegundo se llevan a cabo gracias a un superordenador (Anton), al que solo unos pocos grupos en el mundo pueden acceder mediante convocatoria competitiva.

Un riojano, finalista en los Premios en la Investigación de California – ABC.es.

Comentarios desactivados en Un riojano, finalista en los Premios en la Investigación de California

Archivado bajo Biología, Bioquímica, Investigadoras