Archivo de la categoría: Cambio climático

La Niña aplaca el calentamiento

La estabilidad de la temperatura media global en los últimos 15 años se debe al enfriamiento cíclico del Pacifico. La escalada volverá con El Niño

Deshielo de la capa superficial de Groenlandia. / IAN JOUGHIN

Pese a que en lo que va de siglo XXI se han registrado varios años de temperaturas máximas de récord y que en regiones del planeta, especialmente en latitudes altas, el calentamiento observado es tenaz, lo que venía siendo una tendencia al aumento de las temperaturas medias anuales de la superficie de la Tierra se ha estancado en los últimos 15 años. Los científicos buscan una explicación de por qué el calentamiento global parece haber quedado en suspenso, en niveles máximos, teniendo en cuenta que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera no ha hecho sino aumentar inexorablemente en ese período que parece de descanso climático. El estancamiento en la escalada de las temperaturas se debe al enfriamiento de las aguas del Pacífico tropical asociado al fenómeno oceánico cíclico El Niño / La Niña, explican ahora unos científicos en EE UU. Afirman que cuando se caliente de nuevo el océano se reanudará el aumento de las temperaturas medias del planeta que tan marcado había sido en las últimas décadas del siglo XX.

“Nuestros resultados demuestran que el actual intervalo [en la escalada de la temperatura] es parte de la variabilidad natural del clima, asociado específicamente a un enfriamiento tipo La Niña de una década”, escriben Yu Kosaka y Shang-Ping Xie (Instituto Scripps de Oceanografía, EE UU) en la revista Nature. “Aunque pueden darse intervalos similares en el futuro, la tendencia de décadas de calentamiento muy probablemente continuará con el incremento de los gases de efecto invernadero”, añaden.

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha superado ya las 400 partes por millón en las medidas de algunos observatorios, frente a las 280 ppm de antes de la revolución industrial. Este aumento de los gases de efecto invernadero debería reflejarse en un incremento paralelo del calentamiento, según la física básica del clima. Sin embargo, en los últimos años la curva de la temperatura media en la superficie terrestre, marcadamente ascendente desde los años setenta hasta casi finales del siglo pasado, se ha convertido en una línea casi plana. No es que hayan bajado el termómetro medio del planeta, es que ha dejado de subir al ritmo precedente. Según las simulaciones climáticas, se debería haber registrado un incremento de 0,25 grados centígrados en los últimos 10 años, sin embargo, han sido solo 0,06 grados, explicaba recientemente el meteorólogo alemán de la Universidad de Hamburgo Hans von Storch en una entrevista en la revista Spiegel.

“Hay dos explicaciones posibles y ninguna de las dos es muy agradable para nosotros [los científicos del clima]”, comentaba el experto alemán. La primera posibilidad sería que se está produciendo menos calentamiento global de lo esperado porque los gases de invernadero, especialmente el CO2, tienes menos efecto de lo que se presuponía. “Esto no significaría que no hay efecto invernadero reforzado por la actividad humana, pero sí que su influencia sobre el clima no es tan grande como creíamos”, explicaba von Storch. “La otra posibilidad es que, en nuestras simulaciones, hemos infraestimado las fluctuaciones del clima debidas a causas naturales”, añadía, advirtiendo que el problema científico sería grave si se prolongase mucho la actual estabilidad de las temperaturas. Precisamente en esta segunda opción se encajan el trabajo de los científicos de Scripps.

Yu Kosaka y Shang-Ping Xie recuerdan que se han propuesto varias explicaciones, como el efecto refrigerante de los aerosoles en la alta atmósfera o la fase de mínimo solar hacia 2009. Pero su respuesta está asociada al vaivén cíclico de calentamiento/enfriamiento del Pacífico tropical, que también estaba en la mente de muchos como buen candidato para explicar el actual parón del calentamiento. Ellos describen en Nature su desarrollo de una simulación climática que en la que encaja bien el efecto de la oscilación oceánica El Niño / La Niña, cuyo efecto es conocido históricamente por los extremos de precipitaciones y de sequías que provoca cíclicamente, sobre todo, aunque no solo, el Suramérica. Su metodología, afirman, permite cuantificar la influencia plurianual de estas variaciones y los resultados que obtienen con su modelo reproducen correctamente el estancamiento (hiatus, dicen ellos) en la curva de temperatura media global registrado a principios del siglo XXI, es decir, que “reconcilia las simulaciones climáticas con las observaciones”.

Algas marinas que ‘registran’ el CO2 de la atmósfera

El océano está lleno de algas microscópicas que toman dióxido de carbono de la atmósfera para crecer, y cuando la cantidad de CO2 disponible baja, se buscan alternativas de combustible suplementario para la fotosíntesis, como el bicarbonato presente en el agua, con el correspondiente coste añadido en energía y nutrientes. Cuando se incrementa la cantidad de dióxido de carbono, dejan de utilizar el recurso complementario, y eso queda reflejado en las minúsculas conchas que algunas algas microscópicas hacen y que se acumulan en el fondo marino. Dos investigadoras de la Universidad de Oviedo han utilizado ahora esas conchas como registro de las concentraciones de CO2 atmosférico en el pasado al medir los cambios químicos que se producen en las conchas de las algas cuando estas necesitan combustible suplementario, como el bicarbonato. Se han remontado a los últimos 60 millones de años y han descubierto que esas algas empezaron a depender intensamente de esas fuentes añadidas de carbono hace relativamente poco, entre siete y cinco millones de años. Heather Stoll y Clara Bolton explican en la revista Nature este estudio, financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Además, la investigación de Stoll y Bolton sugiere que estas algas son capaces de adaptarse a niveles de unas 500 partes por millón de CO2 en la atmósfera, nivel que podría alcanzarse este siglo (desde las 400 ppm actuales).

Hasta la revolución industrial, el clima de la Tierra había ido enfriándose lentamente durante decenas de millones de años; se formaron los casquetes polares, primero en la Antártida, hace 33 millones de años, y después en Groenlandia, hace unos 2,5 millones de años. El enfriamiento, explican las investigadoras, se ha asociado a un debilitamiento gradual del efecto invernadero a medida que el CO2 en la atmósfera disminuía lentamente, al ser absorbido por procesos naturales. De hecho, hay pruebas sólidas de un fuerte descenso del CO2 coincidiendo con el inicio de la glaciación antártica. Sin embargo, la historia del CO2 atmosférico en los últimos diez millones de años es controvertida ya que muchos estudios sugieren que el nivel de CO2 fue constante (y bajo) pese al progresivo enfriamiento del clima. Los nuevos resultados sugieren, según explica Stoll, “que el CO2 estaba declinando y que cruzó una frontera crítica hace entre otro y siete millones de años, lo que encaja bien con el enfriamiento del clima registrado”.

La Niña aplaca el calentamiento | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en La Niña aplaca el calentamiento

Archivado bajo Cambio climático, Clima, La Tierra

“La mayoría del Congreso de EEUU aún no se cree el cambio climático”

El Nobel de Química Mario Molina en una imagen de archivo. | B. Pajares

Si de defensa del medio ambiente se habla, el doctor Mario Molina es uno de los nombres propios a los que el planeta debe agradecer la lucha por su sostenibilidad ambiental. El ganador del Nobel de Química en 1995 es uno de los asesores del presidente estadounidense, Barack Obama, en materia de medio ambiente y cambio climático. Una voz autorizada que orientó a Obama en las iniciativas que tenía que anunciar en su discurso de lucha contra el calentamiento global del martes pasado.

Molina, que acaba de visitar España para asistir a los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, considera que los mecanismos que hasta ahora se están tomando contra el cambio climático “no son suficientes, por lo que se necesita un acuerdo internacional”, y pone como ejemplo la concienciación internacional por luchar contra el agujero de la capa de ozono, del que Molina fue precursor para descubrirlo.

Sin embargo, el Nobel reconoce que “sin Estados Unidos, es difícil que haya acuerdo, ya que si ellos no lo suscriben China, Brasil o México tampoco lo harán porque no sería equitativo”. Y el motivo lo tiene claro: “El Congreso, dominado por el partido republicano, ha tomado como mantra negar la ciencia del cambio climático“, afirma Molina; quien califica esto como “abursdo e irracional”.

La educación ambiental es fundamental, pero emplazó a educar “ya”, porque la Tierra “no puede esperar dos generaciones para que cale este mensaje, sino que necesita que los tomadores de decisiones estén educados en saber que el cambio climático es culpa de nuestras acciones”.

Recordando el discurso de Obama, Molina ha manifestado que el presidente de Estados Unidos está, aún con el Congreso en contra, “muy dispuesto”. El plan, ha especificado el ingeniero químico mexicano, está diseñado para tomar “medidas que no requieran la aprobación del Congreso”.

Mario Molina considera esta política norteamericana como “un paso importante pero no suficiente”, y ha vuelto a insistir en la necesidad -casi obligatoria para que prospere- de que Estados Unidos ratifique un acuerdo mundial.

Europa como ejemplo

Sí quiso destacar el liderazgo que Europa lleva a cabo en cuanto a políticas medioambientales de sostenibilidad, un espejo en el que deben mirarse el resto de países desarrollados. “Son admirables las acciones europeas a pesar de no existir un acuerdo amplio, aunque la crisis económica haya generado que reduzcan el presupuesto a estos fines”, ha declarado Molina.

Aunque no sea el momento de aumentar las partidas destinadas a la investigación de más y mejores tecnologías amables con el medio ambiente, Molina cree que “es importante que, si no crecen, al menos no cortarlas porque hay un riesgo importante en ello y hay que tener en cuenta que no son inversiones a corto plazo”.

Y dentro de Europa destaca a España. Nuestro país fue, para el mexicano, el abanderado de las energías limpias como la eólica o la solar, un hecho que ha sido muy positivo para que la conciencia medioambiental esté más desarrollada en nuestra orilla del Atlántico que en Estados Unidos. Sí cree que, poco a poco, la población estadounidense comienza a ver el cambio climático como un problema, algo que antes no se percibía así y que, además, “está en desacuerdo con la casi unanimidad de la comunidad científica”.

Negar la evidencia del cambio climático es por lo que lucha este mexicano, con el poder de influencia en el hombre más poderoso de Occidente, Barack Obama. De momento, espera que la administración de Estados Unidos pase de las medidas “importantes pero no suficientes” a pactar unos mínimos internacionales.

La mayoría del Congreso de EEUU aún no se cree el cambio climático | Ciencia | elmundo.es.

Comentarios desactivados en “La mayoría del Congreso de EEUU aún no se cree el cambio climático”

Archivado bajo Cambio climático, Ecología, Entrevistas, Nobel

El mapa de la vegetación en la superficie terrestre | Ciencia

Mapa de la vegetación de la Tierra elaborado por el satélite Suomi NPP. | NASA

La NASA ha presentado una detallada cartografía de la vegetación de nuestro planeta gracias a imágenes elaboradas con los datos recogidos por el satélite Suomi NPP durante un año. Suomi NPP(acrónimo de ‘National Polar-orbiting Partnership’) es una misión combinada entre la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.

Las imágenes muestran la diferencia entre las áreas verdes y áridas de la Tierra como se ve en los datos del radiómetro para imágenes visible-infrarrojo VIIRS, instrumento a bordo del satélite. VIIRS detecta cambios en la reflexión de la luz, produciendo imágenes que miden cambios en la vegetación a través del tiempo.

Los datos de vegetación de Suomi NPP se incorporarán a muchos productos y servicios, incluida la vigilancia del medio ambiente y del impacto de las sequías.

Estas medidas de índice de vegetación monitorizan el crecimiento de las plantas, la cubierta vegetal y la producción de biomasa a partir de información obtenida vía satélite. Se calcula a partir de la luz visible e infrarroja cercana reflejada por la vegetación. Los valores altos representan una vegetación densa y verde. Los valores bajos representan vegetación escasa bajo condiciones de estrés tales como la sequía.

Las mediciones de VIIRS siguen algunos de los registros de datos recogidos por varios satélites de la NASA, como Terra y Aqua, en órbita desde diciembre de 1999 y febrero de 2002, respectivamente.

El mapa de la vegetación en la superficie terrestre | Ciencia | elmundo.es.

Comentarios desactivados en El mapa de la vegetación en la superficie terrestre | Ciencia

Archivado bajo Biosfera, Botánica, Cambio climático, La Tierra, Vegetación

¿Estamos a tiempo de salvar a las especies en riesgo de extinción? – BBC

El comercio de algunas especies de tortugas marinas como la Hawksbill está completamente prohibido.

En medio de una crisis de extinción sin precedentes, a partir de este domingo se discuten, en una conferencia en Tailandia, nuevos planes para proteger a elefantes, rinocerontes y otras especies.

Delegados de 178 países revisarán la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites, por sus siglas en inglés). Pero con una “crisis de extinción” global a la que se enfrentan muchas especies, la reunión de este año ha sido descrita como la más crítica de su historia.Actualmente están protegidas por el tratado unos 35.000 animales y plantas.

El acuerdo de Cites fue firmado en Washington en marzo de 1973, en un intento de regular el floreciente comercio en flora y fauna silvestres. Entró en vigor en 1975 y los expertos dicen que las importaciones globales legítimas de productos silvestres ascienden ahora a más de US$300.000 millones anuales.

La convención funciona dando licencias para comerciar especies. El proceso debe ser gobernado por la evidencia científica de amenazas contra un animal o planta. Sin embargo, dado que Cites consiste de delegaciones gubernamentales, su toma de decisiones está arraigada en los intereses políticos y económicos de los países miembros. En Bangkok, delegados de unos 178 países se enfrentarán a algunas decisiones cruciales.

Votos secretos

La primera será el asunto de las votaciones secretas. Muchos críticos sostienen que las delegaciones de Cites a veces se esconden tras el proceso del voto secreto cuando desean evitar ser vistos poniendo intereses comerciales antes que la conservación.

Muchos activistas esperan que el encuentro vote por restringir el uso del voto secreto para dar una tónica más abierta a las reuniones.

“Cites debería ser un organismo transparente, pero los votos secretos se hicieron más fáciles de implementar a instancias de ciertas partes que no quieren que se conozca su voto”, dijo a la BBC Mark Jones, de Humane Society International.

“Apoyamos una creciente transparencia, para que las partes puedan rendir cuentas”, agregó. Los delegados tendrán que lidiar con 70 propuestas para enmendar las reglas relativas a especies específicas. Los elefantes ocuparán un lugar importante, dado que la demanda global por marfil está llevando la caza furtiva a niveles sin precedentes.

Pero muchos activistas ven a Tailandia como uno de los más grandes contribuyentes al comercio, ya que allí es legal vender marfil que obtienen de los elefantes nativos. Se cree que los criminales también usan esta laguna jurídica para vender existencias de marfil de elefantes africanos. Ahora el gobierno tailandés está bajo presión para actuar al respecto.

“Después de años de no poner fin a este comercio sin restricciones, Tailandia debería aprovechar que es el centro de atención y cerrar estos mercados que alientan la caza furtiva de elefantes en África”, expresó Carlos Drews, del grupo ambientalista WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza). Grupos de activistas están buscando imponer sanciones a Tailandia, la República Democrática del Congo y Nigeria para tratar de detener el flujo del marfil.

Cómo funciona Cites

La Convención asigna animales y plantas a diferentes categorías dependiendo del nivel de amenaza que enfrentan:

  • Apéndice I: cubre animales y plantas para los que todo comercio internacional está prohibido, excepto en circunstancias especiales. En esta categoría hay 530 especies animales, incluidos tigres, rinocerontes blancos y gorilas.
  • Apéndice II: mucho más grande. Se permite el comercio en estos animales y plantas pero estrictamente controlado por un permiso. Más de 4.460 animales y 28.000 plantas están en este grupo, incluidos los osos polares y algunas especies de tiburones.
  • Apéndice III: incluye especies protegidas dentro de las fronteras de un país miembro. Hay 290 especies en este grupo, incluido el perezoso de dos dedos.

Guerras de osos

Otro asunto que está dividiendo a las delegaciones y a los activistas es el estatus de los osos polares. Estados Unidos propone la prohibición de todo el comercio de partes de osos, una medida opuesta estridentemente por Canadá y Rusia. Cada año se matan unos 400 osos con este propósito. Dan Ashe es director del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. y jefe de la delegación estadounidense en Cites.

“Mientras que reconocemos que el comercio en partes de osos no es el factor que está llevando a los osos polares a la extinción… creemos que ese comercio debe terminar”.

En cuanto a rinocerontes, Kenia propone que haya una moratoria en la exportación de cuernos como trofeo de Sudáfrica y Suazilandia, actualmente exentos. También hay divisiones en torno al mejor enfoque. Algunos ambientalistas creen que la cacería por trofeos ha ayudado a que se recupere la población de rinocerontes al conseguir ingresos del turismo.

Otros investigadores piden la legalización del comercio de cuernos de rinocerontes pues culpan a la actual prohibición del aumento de las recompensas de la caza furtiva. El año pasado, 668 rinocerontes fueron muertos por cazadores furtivos en Sudáfrica, y este año han muerto más de 100 hasta ahora.

Es probable que varias especies de tiburones también obtengan protección adicional esta vez, según activistas, mientras que los informes noticiosos indicaban que más de 100 millones de escualos son sacrificados al año en la pesca comercial.

Uno de los aspectos más interesantes de esta conferencia es la emergente alianza política entre las dos economías más grandes del mundo: EE.UU. y China están patrocinando conjuntamente propuestas para restringir el comercio de tortugas asiáticas. Según Dan Ashe, se trata de una medida significativa. “Es la primera vez que hemos hecho una propuesta conjunta con China, que es un buen augurio para una sociedad futura entre EE.UU. y China”. Y así como se tratan de salvar especies diferentes, EE.UU. presionará con propuestas para pasaportes para instrumentos musicales.

Muchos instrumentos son fabricados con especies raras de madera que requieren un permiso para ir de un país a otro. Es una propuesta que probablemente tendrá un apoyo generalizado.

¿Estamos a tiempo de salvar a las especies en riesgo de extinción? – BBC Mundo – Noticias.

1 comentario

Archivado bajo Biodiversidad, Cambio climático, Extinción

La escasez de agua, problema planetario grave en el plazo de dos generaciones

500 científicos lanzan la Declaración de Bonn en defensa de una gestión sostenible de los recursos hídricos

Si no se acometen reformas en profundidad en la gestión y utilización del agua dulce, la escasez de este recurso imprescindible será un problema grave para la mayor parte de los futuros 9.000 millones de habitantes del planeta Tierra en el plazo de una o dos generaciones, advierten los científicos reunidos la semana pasada en la conferencia Agua en el Antropoceno, celebrada en Bonn, Alemania, que ha reunido a medio millar de especialistas de todo el mundo. El agua dulce es un recurso natural esencial para el que no existe sustituto, recuerdan los científicos, y el riesgo que afronta la humanidad es autoinfligido y completamente evitable.

“La mala gestión del agua, el uso excesivo y el cambio climático suponen amenazas a largo plazo para el bienestar de la humanidad”, afirma la declaración. “Incontables millones de actividades humanas locales repercuten en cambios a escala regional, continental y global que alteran drásticamente los flujos y reservas de agua, reducen su calidad y perjudican a los ecosistemas. La actividad humana, por tanto, juega un papel central en el comportamiento del sistema global del agua”.

La declaración recoge las conclusiones esenciales del Proyecto Sistema Global del Agua en el que los científicos llevan trabajando desde 2004.

“Los humanos suelen buscar su suministro de agua a través de soluciones de ingeniería a corto plazo y, a menudo, costosas que pueden generar impactos en los sistemas sociales y ecológicos. Ante el dilema de elegir entre agua para obtener un beneficio económico a corto plazo o defender la salud general de los ecosistemas acuáticos, la sociedad masivamente elige el desarrollo, a menudo con consecuencias nocivas en los mismos sistemas que proporcionan ese recursos”, explican los científicos. El desarrollo sostenible requiere tanto la innovación tecnológica como institucional, advierten. Las investigaciones “confirman que el actual incremento del uso del agua y la escasa eficiencia del sistema hídrico avanzan en una trayectoria insostenible”.

La Declaración de Bonn reclama una agenda que aglutine la labor de científicos, políticos y gestores, y hace unas recomendaciones: adquirir el compromiso de adoptar un enfoque multidisciplinar y a diferentes escalas en la investigación del agua para comprender el complejo e interrelacionado sistema hídrico global y cómo puede cambiar en el futuro; realizar estudios de síntesis acerca del conocimiento sobre el agua dulce que permita desarrollar evaluaciones de riesgo y estrategias de protección de los sistemas de agua; preparar a la siguiente generación de científicos y expertos en cambio global para hacer frente al reto; extender el monitoreo mediante redes de observación del medio ambiente y sistemas avanzados de satélite; tomar en consideración alternativas basadas en los ecosistemas frente a las costosas soluciones estructurales ante el cambio climático; desarrollar soluciones innovadoras en las instituciones que se ocupan del agua, con un equilibrio entre soluciones técnicas y de gestión.

Las heridas del agua

*La humanidad utiliza un área del tamaño de Sudamérica para sus cosechas agrícolas y un área del tamaño de África para el ganado.

* La extracción de agua y de hidrocarburos en zonas costeras bajas, dos tercios de los grandes deltas fluviales están hundiéndose, algunos de ellos cuatro veces más rápido que la media global de subida del nivel del mar.

* Las actividades humanas mueven ahora más rocas y sedimentos (por ejemplo, en minería, infraestructuras costeras y presas) que la erosión natural del hielo, el viento y el agua juntos.

* Muchas inundaciones fluviales actualmente están relacionadas con actividades humanas, incluyendo la del Indo en 2010 (con 2.000 personas muertas) y la de Bangkok de 2011 (815 fallecidos).

* La humanidad ha construido, como media, una gran presa cada día durante los últimos 130 años.

*Cientos de miles de diques distorsionan el flujo natural de los ríos a los que los ecosistemas y la vida acuática se ha adaptado a lo largo de miles de años.

* La desecación de humedales destruye su capacidad de inundación natural, un servicio de la naturaleza difícil de reemplazar.

* La evaporación de sistemas de irrigación mal gestionados seca muchos ríos y sin agua no hay vida. Así, poco a poco decenas de miles de especies se acercan cada día a la extinción.

La escasez de agua, problema planetario grave en el plazo de dos generaciones | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en La escasez de agua, problema planetario grave en el plazo de dos generaciones

Archivado bajo Agua, Cambio climático, La Tierra

“El clima no es un lujo que podamos dejar para más adelante” | EL PAÍS

“Sería estúpido abandonar el sistema de compraventa de derechos de CO2”, dice Hedegaard horas después del revés del Parlamento Europeo

Entrevista con la comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard. / CRISTOBAL MANUEL

La comisaria europea de Cambio Climático, la danesa Connie Hedegaard, aterriza en Madrid escasas horas después de sufrir un tremendo revés en el Parlamento comunitario. Diputados conservadores y liberales votaron, por un estrecho margen, rechazar su propuesta para retrasar la subasta de nuevas cuotas de emisión de CO2, un intento a la desesperada para corregir el desplome del precio que pagan las empresas que más contaminan y salvar el mercado de derechos de emisión, emblema de la lucha contra el cambio climático en Europa. Precisamente viene para presentar una campaña de concienciación en España.

Pregunta. ¿Cómo de fuerte ha sido el golpe?

Respuesta. Esperemos que no sea letal. Sería muy estúpido abandonar esta herramienta. La Comisión propone cosas, pero hay dos organismos que tienen algo que decir: el Parlamento, al que escuchamos ayer, y el Consejo. La presidencia irlandesa anunció ayer que van a acelerar el trabajo sobre este asunto en el Consejo, que es donde votan los países. Ahí aún tenemos que ver cuál es la respuesta. Desde luego, las cosas habrían sido mucho más fáciles si 10 personas que votaron no ayer, hubieran votado sí.

P. La crisis ha creado un excedente de derechos y los precios se han desplomado. Ya no hay incentivo para dejar de contaminar. ¿Qué mensaje está mandando Europa, ahora que China estudia un sistema similar?

R. He leído que China presenta la semana que viene el borrador de su propuesta. Están mirando lo que pasa en Europa. Hemos perdido la oportunidad de mandar un mensaje contundente, de que respaldamos nuestro sistema. Es irónico porque muchos parlamentarios que votaron no vienen de partidos que están 100% a favor del sistema de mercado. Pero dicen que no hay que intervenir. ¿Y qué ha pasado con los bancos y otras industrias durante la crisis? Acaso hemos dicho, ah, no hacemos nada, veremos lo que pasa porque así es como funciona el libre mercado. ¿Por qué hay otro rasero cuando hablamos del clima y el medio ambiente? Es como si fuera un lujo. Ya nos ocuparemos de ello más adelante. No, no podemos dejarlo para más adelante, no sería inteligente para el futuro de Europa.

P. ¿Por qué debería España, un país en recesión, con un 26% de paro y dolorosos recortes en Sanidad y Educación, preocuparse por el cambio climático?

R. Entiendo que para una familia española que tiene que luchar con el día a día, con varios de sus miembros en paro, esta es una cuestión irrelevante. Pero miremos las cifras. ¿Dónde habéis conseguido crear más puestos de trabajo en los últimos años? En renovables, en tecnologías eficientes… Tenemos que ser inteligentes, pensar a largo plazo y tratar de salir de la crisis a la vez que ahorramos energía, porque haciéndolo se rebaja la factura: es bueno para los hogares, la industria y la competitividad. Y tenemos probado, negro sobre blanco, que invirtiendo en eficiencia energética se crean puestos de trabajo.

P. ¿Qué le parece el sistema de Reino Unido, que ha impuesto un precio mínimo del CO2?

R. Es una de las opciones que estamos estudiando. Uno de los grandes misterios de la votación es el papel de los conservadores británicos. Dijeron no argumentando que miraban por los intereses de su industria, cuando resulta que ya están pagando precios mucho más altos que en el resto de Europa. Si alguien debería tener interés en que los precios subieran en Europa son ellos.

P. España ha recortado las primas a las energías renovables. ¿Qué le parece este cambio de política?

R. Sé que España lo ha hecho muy bien en las renovables, pero me dicen que ahora las cosas se están parando. Y eso, desde luego, sería muy desafortunado. Una de las mejores noticias que he recibido fue que durante un trimestre entero España había producido más energía eléctrica de renovables que de combustibles fósiles. Dejar de hacer de hacer lo que España ha estado haciendo tan bien sería una pena.

P. Una región española acaba de prohibir el fracking en su territorio. ¿Cree que Europa debería tener una posición común frente a esta técnica?

R. Es elección de cada Estado usar el fracking o no hacerlo. Lo que sí queremos evitar son los problemas medioambientales que ha habido en Estados Unidos. En otoño la Comisión presentará una legislación marco: si quieres hacerlo, estos son los requisitos. Pero no hay que creer que se conseguirán precios del gas como los de EE UU. Los expertos dicen que aquí hay leyes medioambientales y de propiedad que hay que cumplir, mayor densidad de población, formaciones geológicas diferentes. Podemos intentar extraer el gas pizarra, pero no debemos tener expectativas irreales.

“El clima no es un lujo que podamos dejar para más adelante” | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en “El clima no es un lujo que podamos dejar para más adelante” | EL PAÍS

Archivado bajo Cambio climático, Clima, La Tierra

El gran informe del IPCC sobre el cambio climático, filtrado en Internet | EL PAÍS

El borrador insiste en el origen humano del proceso y lo vincula con fenómenos extremos

El panel científico de la ONU critica la filtración no autorizada, obra de un “escéptico”

Los científicos que estudian el cambio climático van de filtración en filtración. En 2009, poco antes de la cumbre del clima, fueron publicados en Internet miles de correos electrónicos entre científicos de la puntera Universidad de East Anglia en la que, aparentemente, se ponía en duda el calentamiento global. Aunque las auditorías posteriores disculparon a los científicos, el caso fue conocido como el climagate y ganó muchos adeptos a los denominados escépticos, que dudan que la actividad humana esté detrás del calentamiento o que sea algo preocupante. Ahora, otro escéptico ha colgado el borrador del informe que el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) debe presentar en 2014. El documento del grupo, el que estudia la ciencia del calentamiento, no niega la atribución del calentamiento a la emisión de gases de efecto invernadero, sí pone en evidencia el funcionamiento del IPCC, que trabaja a puerta cerrada en un momento en el que todo es público.

El borrador del sumario para políticos, fechado el 5 de octubre pasado, incide en que el calentamiento es inequívoco y lo vincula a la emisión de gases de efecto invernadero. “Es extremadamente probable que las actividades humanas han causado más de la mitad del incremento global de la temperatura media observado desde 1950. Hay mucha confianza en que esto ha causado cambios a gran escala en el océano, la criosfera y en el nivel del mar en la segunda mitad del siglo XX. Algunos eventos extremos han cambiado como resultado de la influencia antropogénica”, señala el borrador.

En la terminología del IPCC, “extremadamente probable” implica una probabilidad mayor del 95%. En el anterior informe, de 2007, la atribución a la actividad humana era considerada “muy probable”, lo que implica más de un 90% de probabilidad. Así que ahora crece la atribución al hombre.

Los gases de efecto invernadero, principalmente CO2, mayoritariamente procedente de la quema de combustibles fósiles, se acumulan en la atmósfera y retienen parte del calor que emite la Tierra.

El documento, realizado a partir de estudios publicados en revistas científicas y revisados por pares, recopila el conocimiento científico hasta el momento, por lo que no busca aportar grandes novedades sino recopilar el conocimiento y establecer el consenso científico sobre el cambio climático. Señala que la concentración de CO2 en la atmósfera es la mayor en 800.000 años y que, entre otros indicios, el espesor del hielo ártico se ha reducido a la mitad entre 1980 y 2009.

Manuel de Castro, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha y autor principal de uno de los capítulos del grupo de trabajo científico, explica que el documento filtrado es el primer borrador. “Vamos ya por el segundo y aún queda mucho trabajo. Del segundo borrador hemos recibido 31.422 sugerencias. Queda mucho trabajo por hacer”. Con un solo formulario electrónico, cualquier experto podía inscribirse como revisor y aportar sugerencias. El responsable de la filtración es Alec Rawls, un escéptico poco conocido que se apuntó como revisor al proceso.

De Castro señala que lo ocurrido no evidencia un problema de transparencia, sino que “no se trata de publicar cada borrador”. El IPCC, creado en 1988, es un panel en el que colaboran miles de científicos –algunos de los cuales son seleccionados por los gobiernos- en tres grupos distintos. En el informe de 2007, el cuarto que realizó el grupo, concluyó que el calentamiento era inequívoco y atribuyó la responsabilidad a la actividad humana. El IPCC recibió ese año el premio Nobel de la Paz, aunque luego se vio que su informe contenía algún error de bulto como una atribución exagerada al deshielo de los glaciares del Himalaya.

En un comunicado, el IPCC ha criticado la publicación: “La publicación sin autorización y prematura de los borradores del primer grupo de trabajo, que están en proceso, pueden llevar a confusión, porque el texto necesariamente sufrirá cambios una vez que todos los comentarios sean valorados”.

El gran informe del IPCC sobre el cambio climático, filtrado en Internet | Sociedad | EL PAÍS.

2 comentarios

Archivado bajo Cambio climático, Internet