Un rarísimo gusano con simetría bilateral de la extinguida fauna de Ediacara

Las huellas del organismo, de hace unos 575 millones de años, se han encontrado en Australia


 

La enigmática fauna de Ediacara, una época en la que toda la vida terrestre era acuática, tiene un nuevo organismo, un gusano segmentado que podía medir hasta 80 centímetros, cuyas huellas se han encontrado en un yacimiento del sur de Australia. A la pregunta inmediata de por qué un gusano, bautizado en este caso Plexus ricei, puede ser importante para la historia de la vida hace alrededor de 575 millones de años, la respuesta la dan los investigadores. “Es distinto de cualquier otro fósil conocido del Precámbrico”, señala Mary L. Droser, quien ha dirigido la investigación. “Era un organismo con simetría bilateral en un tiempo en que estos –que son todos los animales excepto los corales y las esponjas- estaban apareciendo en este planeta”.

Los resultados, que han aparecido en el Journal of Paleontology, se refieren a una fauna que toma su nombre del yacimiento australiano en el que fue descubierta y que desapareció al tiempo que empezó, hace unos 540 millones de años, la explosión del Cámbrico, llamada así por el aumento espectacular del número de especies existentes, según el registro fósil. “Los fósiles del periodo ediacárico son muy enigmáticos: no se parecen a ningún animal vivo actual, y la relación entre ellos no se conoce bien”, explica Lucas V. Joel, otro de los investigadores.

Como en todas las etapas de la evolución, las condiciones ambientales fueron determinantes para la extinción de especies antiguas y la emergencia de especies nuevas. En este caso, al principio de la época no existían animales que removieran el fondo del mar, lo que permitía que se acumularan algas en los suelos oceánicos, un ambiente propicio a los muchos organismos tubulares que forman la fauna de Ediacara y que luego desaparecieron cuando surgieron animales que removían el sedimento.

“La falta de movimiento creó unas condiciones únicas para la conservación de los fósiles”, explica Joel. “Cuando moría un organismo y quedaba enterrado, se formaba un molde de su cuerpo en el sedimento. A medida que desaparecía el cuerpo, el sedimento de abajo ocupaba su sitio y formaba un vaciado del molde. Esto quiere decir que los fósiles que encontramos no son del organismo original, sino moldes y vaciados de su cuerpo”.

Los investigadores creen que lo que han encontrado es un nuevo organismo tubular de la época de Ediacara y que representa uno de los primeros animales con simetría bilateral de la historia, similar a los gusanos planos actuales. Con una longitud que oscilaba entre los cinco y los 80 centímetros, Plexus ricei tenía una estructura tubular interna, y otra externa de entre cinco y 20 milímetros de diámetro.

Un rarísimo gusano con simetría bilateral de la extinguida fauna de Ediacara | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en Un rarísimo gusano con simetría bilateral de la extinguida fauna de Ediacara

Archivado bajo Paleobiología, Zoología

Los comentarios están cerrados.