Una microbacteria del Cardener para luchar contra la tuberculosis

Facilitar la entrada en Europa de los fármacos producidos en la India, entre los objetivos de las firmas participantes en la misión

Joan Cardona en su reciente viaje a la India

Nueva Delhi (ACN).-  Manremyc nació en marzo de este año. Con sede en Manresa, es una spin off ‘del laboratorio del Instituto Germans Trias i Pujol. La empresa es fruto de un proceso de investigación de cuatro años que ha culminado con un descubrimiento sorprendente: una micro bacteria, localizada en el río Cardener, puede luchar contra la tuberculosis porque permite evitar el desarrollo de la enfermedad. Su director general, Pere Joan Cardona, ya lo tiene todo a punto para empezar a comercializar en forma de fármaco. Estos días, él también está en la India. Las potencialidades que se le abren, tanto a él como al resto de firmas de la misión, vienen avaladas por 11.527 millones de euros anuales que el sector de las biociencias mueve anualmente en Catalunya.

Sólo en la India, cada año se detectan dos millones de casos de tuberculosis. Ahora, sin embargo, a más de 10.000 kilómetros de distancia del país asiático, ha nacido un nuevo fármaco que puede ayudar a revertir esta cruda estadística. Y su principio activo proviene de una micobacteria localizada en un río catalán, el Cardener.

Pere Joan Cardona, científico manresano

Quien la ha descubierto es el investigador manresano Pere Joan Cardona, que en julio del año pasado logró aislarla de una muestra de agua tomada del río. “Con dosis de esta micro bacteria, lo que conseguimos es que la gente infectada por la tuberculosis no desarrolle la inflamación que la hace aflorar, es decir, la infección no se va, pero sí conseguimos evitar que se vuelva enfermedad”, concreta Cardona.

Ahora, después de crear su propia empresa – Manremyc -, el investigador catalán ya tiene a punto el fármaco para empezar a comercializarlo. La ha bautizado con el nombre de Nyaditum. “Nuestra idea es que, a partir de principios del año que viene, ya pueda estar en el mercado”, explica. Este probiótico se venderá en cápsulas listas para ingerir, aunque dependiendo de la cultura y del país donde se distribuya, se puede adaptar el formato de presentación. “Bastará tomarlo quince días cada año para evitar la enfermedad”, explica el director general.

Misión comercial en India
Manremyc es una de las empresas del sector Biofarma que estos días participa en la misión comercial a la India. Pere Joan Cardona ya ha empezado a hacer los primeros contactos para conseguir que su descubrimiento entre al mercado indio mediante un socio establecido en el país asiático. Los encuentros tú a tú, donde han tomado parte las firmas de todos los sectores, se han hecho después de un seminario organizado por la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India (FICCI).

512 empresas y 11.527 Millones de euros anuales

En Catalunya, el sector de las biociencias está formado por 512 empresas, universidades y centros de investigación, y cada año mueve 11.527 millones de euros. Y la India, para las empresas que forman parte, está llena de oportunidades.

“El país tiene unas potencialidades enormes, además, no debemos olvidar que ya hay empresas farmacéuticas consolidadas”, concreta Montserrat Vendrell, directora de BioCat (la organización que promueve la biotecnología y la biomedicina en Catalunya). “Y aquí, nosotros podemos ser muy competitivos a la hora de ofrecer servicios para las primeras etapas de desarrollo de un nuevo medicamento o bien para abrir una puerta de entrada a Europa”, añade.

Precisamente, este es el objetivo que ha venido a buscar Kymos Pharma Services , otra de las empresas del sector que estos días también participa en la misión. La firma, sobre todo, se centra en analizar medicamentos antes de que salgan al mercado. Entre sus clientes cuenta con grandes farmacéuticas, como Esteve, Almirall, Ferrer o Grifols.

“Por un lado, hemos venido a la India para ayudar a las empresas farmacéuticas con I + D + I, sobre todo en lo que se refiere a biotecnología”, concreta su director general, Joan Puig. “Y por el otro, también queremos hacer de puente con aquellas farmacéuticas que quieran exportar medicamentos a Europa, porque nosotros les podemos hacer el análisis de calidad”, añade.

“No debemos olvidar que la India, además, es el país del mundo que produce más medicamentos genéricos “, explica Puig. Kymos, con sede en el Parque Científico de Barcelona, cuenta con una plantilla de 55 personas y factura unos 4 millones de euros al año. Sobre todo, vende sus servicios en Europa (fundamentalmente en Suiza, Italia, Francia y Portugal). El año que viene quiere entrar en Alemania y también abrirse más en Asia (ahora ya tienen algún cliente en Japón).

La delegación empresarial en la India, que preside Artur Mas , está formada por una cuarentena de empresas. El sector Biofarma tiene ocho, dedicadas a fabricar principios activos (Laboratorios Espinós y Bofill, LEBSA) y comercializar productos farmacéuticos (Tamarang), entre otros.

Una microbacteria del Cardener para luchar contra la tuberculosis.

Comentarios desactivados en Una microbacteria del Cardener para luchar contra la tuberculosis

Archivado bajo Bactheria, Microbiología, Tuberculosis

Los comentarios están cerrados.