“Podemos fabricar un genoma humano sintético desde cero”

Camina con pasos lentos de gigante transportando sus casi dos metros de altura. Su voz grave resuena con la firmeza de un locutor radiofónico. Y sus respuestas llegan sin prisa después de la reflexión oportuna. No se precipita. Todo lo piensa bien. Pero, cuando responde, sus frases caen con el empuje de uno de los cerebros científicos más brillantes del planeta. George Church (Florida, 1954) ha estado detrás de casi todas las grandes ideas de la Biología del siglo XXI. Desde su laboratorio de la Universiad de Harvard -donde es profesor de Genética, de Tecnología y Ciencias de la Salud y de Ingeniería basada en la Biología-, ha gestado el Proyecto Genoma Humano, ha diseñado los primeros organismos vivos fabricados por el hombre y trata de encontrar solución a grandes temas de la humanidad como la escasez de recursos energéticos o el envejecimiento. Acaba de visitar Madrid para participar en el Congreso de Mentes Brillantes organizado por El Ser Creativo.

13848908470217

George Church durante su visita a Madrid para participar en el Congreso de Mentes Brillantes. SERGIO ENRÍQUEZ

¿Cuáles son los límites de la Biología Sintética?
La imaginación es el único límite. Se puede usar la Biología Sintética para generar materiales inorgánicos y orgánicos. Así que podemos generar cualquier material.
Y en términos biológicos, ¿podemos diseñar el organismo que queramos?
Sí, cualquier material biológicoico. Podemos usar microorganismos para producir químicos en general, no sólo combustibles. Lo importante es que sean capaces de fabricar productos farmacéuticos, plásticos, comidas o vacunas. Casi todos los materiales se podrán crear de un modo mucho más limpio que el de la industria química convencional.
¿Necesitmos crear una bacteria para hacer esto o basta con modificar una que conozcamos?
Depende de lo que consideres como nuevo. Modificar una bacteria que ya existe puede resultar en algo radicalmente nuevo en cuanto a lo que esa bacteria hace. Pero si nuevo quiere decir no relacionado con ninguna bacteria previa, eso no es práctico. No es útil.
Entonces, ¿cuál es la diferencia entre Biología Sintética y modificación genética, que es algo que lleva haciéndose décadas?
La diferencia es como decir cuál es la difeencia entre leer un único gen de tu cuerpo o leer todos los genes. En Biología Sintética puedes cambiar cualquier cosa. Y, además, puedes cambiar muchos genes al mismo tiempo. Es más parecido a la ingeniería. Pero la modificación genética es un trabajo artesanal. Es como preguntarse que tiene de nuevo un Mecedes Benz, si la rueda se conoce desde la antigüedad.
Esta ingeniería puede crear nuevos genes que aporten novedades, igual que hace la ingeniería con los coches…
Sí, es cierto. Podemos sintetizar un gen que no existe en la naturaleza, que no está basado en nada previo. Eso es algo relativamente raro y no tan útil. Podemos hacerlo, ya hay ejemplos. Pero lo más interesante es que podemos diseñar por ordenador todo el sistema completo, no solamente una pieza.Hace 30 años sólo podíamos hacer un volante, ahora podemos construir un Mercedes Benz completo.
Ustedes ya han sintetizado un genoma completo de una bacteria con poco ADN. ¿Pero pueden hacerlo con genomas más complejos?
Este año hemos desarrollado nuevas tecnologías con las que es mucho más fácil hacer ingeniería genética con animales y con humanos, casi tan sencillo como era antes hacerlo con bacterias.
¿Quiere decir que ya pueden sintetizar un genoma humano completo y modificarlo a su gusto?
Sí, podemos coger un modelo humano y hacer una nueva versión que resulte más sana. Podemos sintetizar miles de millones de pares de bases. Ya hemos sintetizado cantidades de ADN mucho mayores que un genoma humano. Pero, si quieres cambiar un genoma humano y obtener una función nueva, no puedes cambiar demasiado de golpe o colapsará.
Aún así las posibilidades son enormes…
Sí, podemos cambiar todo lo que queramos, eso seguro. Da igual si es un humano o una bacteria, podemos cambiar cualquier cosa. Es sólo un problema de dinero.
¿Es posible diseñar un embrión sano para una pareja con ambos progenitores portadores de una enfermedad hereditaria?
Sí, podemos repararlo.
¿Y esta tenología podría estar disponible para la gente en los hospitales dentro de poco?
Correcto. Si es segura, sí. Como cualquier fármaco. Las autoridades competentes han de dar su aprobación. Y la manera de probarlo es de forma muy amplia en animales y luego en cultivos humanos con células somáticas [no reproductivas]. Pero sí, las parejas tienen alternativas. En realidad, no es vida o muerte. No tienen porqué tener un bebé con un problema particular.
¿Cuáles pueden ser los usos en el futuro?
La Biología es una de las formas de generar materiales precisos atómicamente, así que puede usarse para hacer mejores ordenadores. En términos de salud humana, ahora que vivimos cada vez más tiempo, la vejez resulta dolorosa y costosa en términos de economía de la salud. La mayor parte del coste de nuestra salud es al final de nuestras vidas. Si pudiéramos extender nuestra juventud y estar muy sanos hasta que muramos, la aportación de nuestra educación y nuestra experiencia podría aprovecharse durante más tiempo, esto tendría un impacto económico enorme.
¿Y se puede hacer?
Ya tenemos las herramientas para revertir muchos de los componentes epigenéticos del envejecimiento. Podemos coger una célula y convertirla en joven. Así que podemos hacer o mismo con todas las células de un ser humano.
¿Hoy en día? ¿Pueden transformar en jóvenes todas las células de un ser humano?
Sí [dice con suficiencia]. Sabemos que podemos hacerlo en el laboratorio. Podemos coger de mi piel una célula vieja de 59 años de edad y transformarla en una célula joven, tan jóven como cuando era un embrión.
¿Cómo lo logran? ¿A través de los telómeros?
No, los telómeros cuidan bien de sí mismos. Es un proceso complejo, pero podemos transformar una célula de mi piel en una célula embrionaria con cuatro proteínas.
¿Así que la clave está en la epigenómica, no en los cromosomas?
Eso es. De hecho podemos incluso reprogramar epigenómicamente una célula cancerígena y hacer que deje de serlo.
¿Está su grupo trabajando en esto?
Mi grupo trabaja en formas de revertir el envejecimiento a nivel celular.
Su carrera ha sido muchas veces paralela a la de Craig Venter En su opinión, ¿él es un héroe o un villano?
Siempre he apreciado a Craig como colega. Él y yo pensamos muy parecido. Somos las únicas personas en el mundo que se han sentido atraídas por los biocombustibles producidos a partir de genomas bacterianos sintetizados. Antes de eso hicimos los dos primeros genomas sintéticos, él lo publicó antes y yo o comercialicé antes. Ambos nos centramos independientemente en el genoma humano cuando nadie lo hacía. La diferencia fue que yo conseguí aprobación y él no. Por eso él resultó más conocido, porque no siguió las reglas. Ambos somos revolucionarios, pero yo he intentado ser más paciente. No mucho más, pero un poco más paciente.
Él llegó primero a muchos de los resultados…
No diría primero, esto no es una carrera.
Pero la ciencia es una carrera.
No mi ciencia. La competición es sana, pero convertir la ciencia en una carrera es algo artificial.
Sé que no quiere ser preguntado por la polémica sobre la conveniencia de revivir al neandertal. Pero, ¿podría aclarar en qué consistió y si cree que es factible resucitarlo hoy en día?
Mire, se publicó en 2013, pero yo respondí a aquellas cuestiones en 2007. Y ya entonces dije, yo no trabajo con neandertal y no creo que nadie lo haga. Es una cuestión teórica. Pero a los periodistas les encanta hacer estas preguntas. Y, como científico, puedes decir esta cuestión no me afecta o tratar de hacerte una idea de por qué a la gente le gustan tanto estos temas. Es como un espejo. Te estás viendo a tí mismo, no a mí. Así que ya hay dos cosas claras: yo no trabajo en ello y sólo te contesto porque te interesa a tí, no a mí. Qué paso en 2013 que no ocurrió en 2007, 2008, 2009… En 2013, un periodista alemán de Der Spiegel me entrevistó y grabó la conversación. Y puso la conversación en inglés en su web, sin traducción. El hizo buenas preguntas y yo contesté. Esto lo podrían haber cogido los tabloides británicos. Pero no fueron los tabliodes. Fue el MIT Technology Review, una revista muy profesional que decidió hacer un titular con mi entrevista: «Estamos buscando una mujer». Pero eso no es lo que estaba en la entrevista en Der Spiegel. Sólo en un libro mio se decía algo parecido: «Necesitaríamos un mujer intrépida», no es un hecho, es un condicional. Y además, no es mi frase, sino la de mi coautor Ed Regis. Así que se trata de periodistas generando titulares para periodistas. Y otro periodista de una revista seria decidió crear un titular sensacionalista sólo por diversión. Y los tabloides continuaron con la diversión. El problema es que alguna gente se lo tomó en serio.

Comentarios desactivados en “Podemos fabricar un genoma humano sintético desde cero”

Archivado bajo Genética, Genes, Genoma

Los comentarios están cerrados.