Una invasión de medusas obliga a parar una nuclear sueca

Los animales bloquearon la entrada de las tuberías de refrigeración

Cinco días lleva parado el reactor 3 de la central atómica sueca de Oskarshamns, en la costa del Báltico, por culpa de una invasión de medusas. Los animales taponaron la entrada de las tuberías que cogen agua para refrigerar la nuclear, lo que obligó a detener la producción de energía. La planta está preparada para suministrar 1.400 megavatios. La central es la mayor de su estilo, y tiene un mecanismo similar al de Fukushima.

El martes, los operarios, tras haber retirado toneladas de medusa común o luna (Aurelia aurita), afirmaron que ya estaban listos para reiniciar el sistema.

Lene Moller, del Instituto Sueco para el Medio Ambiente, indicó que en el Báltico hay cada vez más medusas. “Baja la concentración de oxígeno, los peces se van y ellas ocupan el ecosistema”, dijo.

Un portavoz de la planta ha indicado a The New York Times que no es la primera vez que tienen este problema. Ya en 2005 hubo una situación similar.

Las centrales nucleares tienen en el enfriamiento de los reactores uno de sus procesos clave, como se vio en el caso de Fukushima, donde los núcleos se derritieron. Por eso suelen construirse cerca de la orilla del mar o de ríos de los que toman agua para refrigerarse y donde vuelcan el refrigerante después. El problema es que, con el deterioro de los mares, las medusas van a ser cada vez más abundantes.

Una invasión de medusas obliga a parar una nuclear sueca | Sociedad | EL PAÍS.

Comentarios desactivados en Una invasión de medusas obliga a parar una nuclear sueca

Archivado bajo Zoología

Los comentarios están cerrados.