El virus del SIDA: Montaigner, Gallo, dos virólogos enfrentados

Dos científicos, dos naciones, una disputa: el francés Luc Montagnier anuncia el aislamiento de un virus posible causante del sida. Un año después, el estadounidense Robert Gallo hace lo propio. Ambos virus resultan ser idénticos. La polémica salpica a los presidentes de ambas naciones.

Doctor Robert C. Gallo, investigador biomédico conocido por su co-descubrimiento del Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), agente infeccioso responsable del (SIDA) intercambia impresiones con compañeros de laboratorio. Gettyimages

La que fuere bautizada como peste de los años 80 tenía un nombre: SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida. El virus, que había acabado con la vida de miles de personas, no fue considerado un problema de salud pública hasta 1985. Ese año Rock Hudson, superestrella hollywoodiense, daba un vuelco a la historia de la enfermedad. La muerte del galán por antonomasia, símbolo de la masculinidad, hacía del sida un motivo de alarma social. La enfermedad se transmitía sexualmente, y colectivos como los homosexuales estaban siendo diezmados sin conocer del todo la causa. El verano de ese año el actor se había trasladado en un viaje secreto al parisiense Instituto Pasteur¿Por qué?

Todo había empezado en 1983. El virólogo Luc Montagnier, que trabajaba en el prestigioso centro de investigación galo, publica en la revista ‘Science’ su descubrimiento: el aislamiento de un virus, el LAV-1 (lymphadenopathy virus), en su opinión posible causante del sida. Junto a su equipo, envía unas muestras del mismo a unos laboratorios pertenecientes al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos dirigidos por el investigador biomédico Robert Gallo, para contrastar su hallazgo, siguiendo la praxis científica más exigente. Un año después, este último anuncia en los medios de comunicación su descubrimiento: había logrado aislar el microorganismo causante del virus del sida, un retrovirus al que bautizaba HTLV-3 (human T-cell limphotrophic retrovirus).

La controversia sobre la autoría del descubrimiento surgió cuando se hizo evidente que ambos virus, el francés y el estadounidense, eran el mismo. Una de las propiedades del virus del sida es su variabilidad genética. Las sospechas sobre las investigaciones realizadas por Robert Gallo se dispararon, parecía evidente que se había aprovechado del estudio enviado por Montagnier desde el Instituto Pasteur.

La polémica científica estaba servida. Los ámbitos comerciales y políticos se disputan la patente sobre los test sanguíneos para detectar la enfermedad. Finalmente, ambos científicos colaboran, tras la previa intervención de los presidentes de ambas naciones. Montagnier había sido el primero en aislar el virus pero Gallo, por su parte, había logrado el crecimiento del virus en una línea molecular, paso clave para llevar a término los tests. Pero no es hasta el 2008 cuando Montagnier y su equipo se sienten realizados y plenamente reivindicados: la Academia sueca otorga el Premio Nobel de Fisiología y Medicina al francés y a otros dos científicos, al mismo tiempo que se olvidan de Robert Gallo. Al fin se había hecho justicia.

La ciencia había dado así un castigo ‘de guante blanco’ al aprovechado, mientras que reconocía la labor realizada por Luc Montagnier, quien, al frente de su equipo, había logrado abrir al mundo una ventana a la esperanza.

El virus del SIDA: Montaigner, Gallo, dos virólogos enfrentados.

Comentarios desactivados en El virus del SIDA: Montaigner, Gallo, dos virólogos enfrentados

Archivado bajo AIDS, Virus

Los comentarios están cerrados.