Terapia celular para la epilepsia

Un equipo de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.) ha logrado tratar con éxito la epilepsia en ratones mediante terapia celular. Los resultados, que se publican en Nature Neuroscience suponen un importante espaldarazo para su aplicación en humanos.

Los científicos lograron controlar las convulsiones epilépticas en ratones con un modelo de epilepsia mediante el de las denominadas células de eminencia ganglionar medial (MGE), que inhiben la señalización de los circuitos nerviosos hiperactivos en el hipocampo, una región del cerebro asociada con las convulsiones, pero también con el aprendizaje y la memoria. Otros investigadores habían utilizado previamente diferentes tipos de células en los experimentos de trasplante de células de roedores pero no había logrado detener las convulsiones.

La terapia celular se ha convertido en una de las vías de investigación más atractivas para tratar la epilepsia, sobre todo porque los medicamentos actuales, aun cuando resultan efectivos al controlar los síntomas sólo eficaces, no lo son con las causas subyacentes de la enfermedad. Según el autor del estudio, Scott C. Baraban, estos tratamientos no tienen valor terapéutica alguno en muchos tipos de epilepsia. «Nuestros resultados son un paso importante hacia el uso de las neuronas inhibitorias para el trasplante de células en adultos con formas graves de epilepsia. Este procedimiento -señala Baraban- ofrece la posibilidad de controlar las crisis y de rescatar de los déficits cognitivos en estos pacientes».

Durante las crisis epilépticas se producen contracciones musculares extremas y, a menudo, una pérdida de conciencia que pueda causar pérdida del control y caídas que pueden provocar lesiones graves.

Células inhibidoras

En este estudio se ha demostrado que las células inhibidoras trasplantadas inactivaron el síncrono -un nervio clave en los procesos de señalización- lo que provocó la eliminación de las convulsiones en la mitad de los ratones tratados y redujo drásticamente el número de convulsiones espontáneas en el resto.

Ya el pasado 2 de mayo, otro trabajo de este equipo, publicado en Cell Stem Cell, había identificado una nueva vía generar células MGE fiables similares a las humanas en el laboratorio, y demostró que, cuando se trasplantan a ratones sanos, las células de se escindían en células nerviosas inhibitorias funcionales.

En muchas formas de epilepsia, la pérdida o el mal funcionamiento de las células nerviosas inhibitorias dentro del hipocampo desempeña un papel crítico. Las células MGE son células progenitoras que se forman en fases iniciales embrionarias y son capaces de generar células nerviosas maduras denominadas «interneuronas inhibidoras». Ahora, en el trabajo de Baraban se ha comprobado que las células MGE trasplantadas a partir embriones de ratón migraron y generaron nuevas células que reemplazaban a las que fallan en la epilepsia. Además, estas nuevas células se integraban en los circuitos neuronales existentes en los ratones.

Hipocampo

El modelo de ratón de enfermedad con el que se ha trabajado es similar a una forma de epilepsia fármaco-resistente grave llamada epilepsia del lóbulo temporal mesial. Y, a diferencia de los trasplantes en el hipocampo, los trasplantes en la amígdala, una región del cerebro involucrada en la memoria y la emoción, no ha demostrados ser eficaz a la hora de detener la actividad convulsiva en este mismo modelo de ratón.

«Este es- afirma Baraban- el primer trabajo en un modelo de ratón de epilepsia de adultos en el que los ratones que ya estaban teniendo convulsiones dejaron de tenerlas después del tratamiento».

Terapia celular para la epilepsia – Noticias de Salud | abc.es.

Comentarios desactivados en Terapia celular para la epilepsia

Archivado bajo Enfermedad, Investigación médica, Neurociencia, Neurología

Los comentarios están cerrados.