Titán, cubierta por una coraza de hielo – ABC.es

 

La capa helada de la luna de Saturno, que alberga un vasto océano en su interior, tiene el doble de espesor de lo que se creía

Saturno y su luna Titán

Saturno y su luna Titán

Titán, la mayor de las lunas de Saturno, siempre ha intrigado a los científicos debido a sus similitudes con la Tierra. Como nuestro planeta, parece tener una estructura en capas, similar a las capas concéntricas de una cebolla. En su interior, probablemente se encuentra un núcleo que es una mezcla de hielo y roca, cubierto por un vasto océano de agua líquida y, por encima, una corteza de hielo que, según un nuevo estudio de la Universidad de Stanford, es el doble de gruesa de lo que se pensaba. En concreto, esa coraza helada puede tener nada menos que 200 kilómetros de espesor, con variaciones en algunos puntos. La investigación sugiere también que el calor generado internamente, que mantiene ese océano sin congelarse, depende de las interacciones con Saturno y sus otras lunas.

Howard Zebker, profesor de geofísica y de ingeniería eléctrica en la Universidad de Stanford, ha presentado los hallazgos en la reunión anual de la American Geophysical Union (AGU) en San Francisco (California). Zebker forma parte del equipo que interpreta los datos de radar de Titán tomados por la nave espacial Cassini de la NASA, que orbita Saturno desde 2004. El nuevo análisis de los datos topográficos y de la gravedad de la luna han resultado en una nueva descripción. «La imagen de Titán que obtenemos tiene un núcleo helado y rocoso, con un radio de poco más de 2.000 kilómetros, un océano en el rango de 225 a 300 kilómetros de espesor y una capa de hielo que tiene 200 kilómetros de espesor», explica Zebker. Los modelos anteriores de la estructura de Titán estimaban que la corteza de hielo tenía aproximadamente 100 kilómetros de anchura.

Los científicos deducen que si hay más hielo, entonces el núcleo debería emitir menos calor de lo que se había calculado (provocado por la descomposición de los elementos radiactivos que quedaron de la formación del Sistema Solar, como ocurre en el núcleo de la Tierra). Una forma de justificar que se genere menos calor internamente es que haya menos roca y más hielo en el núcleo de lo que los modelos anteriores habían predicho.

Todo eso parece bastante sencillo, pero hay una complicación. Titán no es una verdadera esfera. Su forma se distorsiona por la atracción gravitatoria de Saturno, haciendo que sea más alargada a lo largo de su ecuador y un poco achatada en los polos. Los nuevos datos muestran que la forma de Titán está mucho más distorsionada que lo predicho por un modelo gravitacional simple. Esta diferencia significa que la estructura interna de la luna es más compleja.

Más delgada en los polos

El equipo razonó que la capa de hielo debe ser ligeramente más delgada en los polos que en el núcleo. De esa forma, calculó que el espesor de la capa de hielo está unos 3.000 metros por debajo del promedio en los polos y 3.000 metros por encima de la media en el ecuador. Y la combinación de la gravedad y la topografía sugieren además que el espesor medio de la capa de hielo es de aproximadamente 200 km.

Zebker cree que la variación en el espesor del hielo podría ser el resultado de la variación en la forma de la órbita de Titán alrededor de Saturno, que no es perfectamente circular. Otras lunas del planeta también ejercen cierta influencia en las mareas de Titán, ya que todos ellos siguen órbitas diferentes, pero la principal influencia de las mareas es Saturno.

La misión Cassini ha recibido recientemente la financiación para seguir operando hasta el año 2017, por lo que nuevos datos pueden aportar más a la comprensión de Saturno y sus lunas.

Titán, cubierta por una coraza de hielo – ABC.es.

Comentarios desactivados en Titán, cubierta por una coraza de hielo – ABC.es

Archivado bajo Planetas, Sistema Solar

Los comentarios están cerrados.