La mirada de la mosca asesina | El Viajero en EL PAÍS

Pocas veces tenemos la suerte de ver el trabajo de este excelente fotógrafo. Entren en la galería fotográfica (enlace País) y no se arrepentirán (Thomas Shahan)

Capturar a un killer no es fácil. Hay que acercarse mucho, y a veces disparar. Hasta 66 veces disparó su cámara, equipada con un objetivo macro de 50 milímetros, el fotógrafo Thomas Shahan (www.thomasshahan.com) para tener a foco los ojos compuestos de esta Holcocephala fusca, alias mosca asesina. Es pequeña y parece una mosquita muerta, pero en realidad se trata de un feroz depredador: los asílidos, la familia de insectos dípteros a la que pertenece, persiguen a sus presas —moscas, abejas, avispas, libélulas, saltamontes— como helicópteros de combate gracias a dos alas atrofiadas que funcionan como giróscopos y les permiten realizar vuelos vertiginosos. Tras derribar a sus víctimas, inyectan con la probóscide una saliva con enzimas neurotóxicas que las paraliza y las prepara para la digestión.

La mirada de la mosca asesina | El Viajero en EL PAÍS.

Comentarios desactivados en La mirada de la mosca asesina | El Viajero en EL PAÍS

Archivado bajo Biodiversidad, Fotografía

Los comentarios están cerrados.